un lugar tranquilo, reflexión personal
Reflexión

Un lugar tranquilo. Reflexión personal

Cómo deseo un lugar tranquilo.

Algunos de nosotros hemos pasado nuestras vidas buscando un lugar tranquilo que nos brinde esa paz que ya no se puede encontrar en la ciudad, atestada de vehículos y de contaminación ambiental, satura en todo sentido con excesos.

Como rutina diaria dependiendo de el horario de trabajo, despertamos por las mañanas, lo mas temprano posible para alistarnos e ir al trabajo, si queda corto que bien… llegaras rápido.

Pero si eres de las personas que deben de viajar incluso una hora diaria de ida y otra hora de regreso, sólo para ir a trabajar; ya me imagino, cómo anhelas las preciadas vacaciones.

Un lugar tranquilo, ¿En la ciudad?

En realidad creo que no existe tal cosa, las ciudades son agobiantes, fastidiosas, y consumen lentamente nuestro ser, claro que existe gente tan acostumbrada que cuando van al campo, inmediatamente lo que hacen es pegarse al escape del primer automóvil que ven, porque les falta su nicotina preferida, el smog.

Algunos se vuelven adictos al trabajo a tal grado de morir de fatiga, literalmente, sólo falta buscar en tu navegador preferido la palabra “karoshi” para darse cuenta de que hay gente que a dado todo hasta morir.

¿Porque escribo esto?

Los últimos días han sido una locura en mi vida personal, andar de aquí y para allá ha sido agotador, encima el dedicar un tiempo a la escritura y sobre todo a la lectura… se pasan las horas y siento que no avanzo.

Pero no todo es malo, el proyecto en @fuerza-hispana sigue creciendo y con muy buen ritmo debo añadir, los usuarios siguen llegando y eso significa más trabajo, ya que la intención es apoyar lo más posible y siempre dando una buena cara.

Un proyecto del cual me siento contento por mas pequeña que sea mi participación, sé que vamos por buen camino por que se está trabajando en paralelo con otras comunidades amigas.

Desvelados, amanecidos, sin dormir, cansados, y aún con sueño, creo que todos mis compañeros nos encontramos así.

Entonces, ¿Cómo supero este estrés?

Soy muy fanático de las nubes, es algo que siempre he tenido, cuando me siento cansado y con el estrés a tope lo primero que hago es voltear al cielo en busca de una nube, una nube bella que haga perderme en la imaginación por lo menos un minuto.

Me relaja el hecho de saber que no tenemos control sobre cada cosa que sucede, podemos predecir algún comportamiento como adivinar la dirección del aire, y sin embargo esa pequeña nube, la rebelde, se va en la dirección contraria.

Así que por extraño que parezca el saber que es imposible tener control totalmente de cada situación que se presenta, termina relajándome.

Por lo pronto espero en estos días poderme ir a algún lugar retirado de la ciudad, no se si al campo o la playa, las dos opciones quedan cercas, o quizás a un lago… creo que prefiero el lago, pasar una tarde desconectado totalmente de Internet, de los problemas, y del mundo, pero conectado con mi interior


Espero que te haya gustado ésta reflexión, son palabras sinceras, y sé que en algún momento también debes haber sentido la presión, pero la próxima vez que eso pase te propongo mirar al cielo, busca una pequeña nube, buscale una forma, hasta ponle un nombre, esos dos o tres minutos te relajaran para seguir tu día.

¡Nos vemos en la siguiente publicación!

Todas las imagenes pertencen a Pixabay, la imagen de @fuerza-hispana es de mi autoria, pero puedes usarla si la necesitas.


Vota Steempress como Witness desde aquí.


Una persona normal, buscando dejar una huella en tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *