https://pixabay.com/es/manera-montañas-paisaje-viajes-3731649/
steemit,  Uncategorized

Mi escape de la ciudad, Microrrelato.

Mi escape, que curiosa palabra, la usamos comúnmente para referirnos a salidas y huidas de prisiones y cosas similares, y aunque parezca no tener sentido en éste contexto la verdad es que sí lo tiene.

Soy una persona promedio diría la mayoría, suena el despertador por la mañana y sé que me debo levantar, y a pesar de que acostumbro tomar los clásicos “cinco minutos más” entiendo bien que el tiempo no se detiene, ni por mi ni por nadie.

Inicia mi día

Después de levantarme depende de la ocasión, algunas acciones siguen un orden que puede o no repetirse, hay veces que corro al sanitario y otras a la cocina, pero no importa en que orden sea, es seguro que se repite a diario.

Trato de hacer todo lo más rápido que puedo, pues también sé que el tráfico en la ciudad es horrible, y nadie quiere llegar tarde al trabajo, mucho menos pasar por un despido por no cumplir con lo que otros aunque a marchas forzadas, sí pueden cumplir.

Mi escape, el plan

Así se va acumulando el estrés y comienzo a planear mi escape, en ocasiones sueño con el mar, es una buena opción sobre todo cuando vamos en familia y disfrutamos de esos deliciosos mariscos que literalmente nos vuelven locos por su delicia.

Otras veces el campo es mejor opción, pues nos brinda esa paz y un silencio tan relajante; escuchar el canto de las aves y el sonido del viento meciendo de un lado a otro haciendo bailar los árboles con un ritmo casi musical, es hipnotizante.

Así es mi escape, en ocasiones varias veces a lo largo del día, un escape mental que me brinda la fuerza suficiente para seguir adelante y continuar esforzándome, esperando el anhelado día en el que al fin pueda dirigirme a esos lugares que después recordaré, y me ayudarán a siempre tener un lugar a dónde escapar, por lo menos cinco minutos, y aunque sólo sea en un sueño.

Fuente de las imágenes Pixabay

Una persona normal, buscando dejar una huella en tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *