https://pixabay.com/es/hombre-lonely-parque-noche-oscuro-1394395/
Fuerza Hispana,  steemit

La decisión de Juan Carlo

Juan Carlo siempre ha sido un chico atento, es introvertido pero sin embargo no suele apenarse por algunas de las situaciones que podrían sonrojar a la mayoría, está en la plenitud de su juventud, 17 años para ser exacto, el problema es que Juan Carlo vive en un país en declive y sin un futuro prometedor; ésta, esta es la historia de Juan Carlo.

La pobreza extrema de su país truncó la educación de Juan Carlo, él tenía sueños de pequeño en los que se convertía en una persona de renombre, había decidido su futuro y hasta pensó en una especialidad, cirugía; ayudar a las personas sería su manera de lidiar con sus problemas internos, ya que apesar de su amabilidad, no le gustaba el contacto con la gente, ¿Irónico verdad? Sí, así es la vida.

Pero pronto se dio cuenta de que el hambre y la pobreza llamaron a su puerta, sin empleo, sin los medios para subsistir cada día era un agonía, todo comenzó el día en que su padre se encontró presente en un robo, asesinado por unas monedas fue su destino.

Juan Carlo abrazó a su madre y le dijo que no se preocupara, que él vería por ella

Las malas compañías le dijeron que el alcohol y las drogas pueden mitigar el hambre, fue la primera vez que ingirió estupefacientes, su cuerpo de inmediato se engancho y se convirtió en adicto, cuando andaba “elevado” era un súper man, fuerza extrema, sin hambre hasta por 3 días, sin sentimientos aparentemente, le gusta lo que siente y quiere más.

Ya ha robado en repetidas ocasiones a su madre, que humildemente busca empleo de puerta en puerta, lava los pisos, la ropa, cocina y hace todos los quehaceres de la casa por un poco de dinero, por lo menos para comer el siguiente día.

La decisión de Juan Carlo

Hoy le ofrecieron un empleo, le prometen mucha plata, mujeres, drogas y todo lo que él anhela, pero al parecer sus sentimientos no se encuentran tan cauterizados como pensaba, el pequeño joven que un día pensó en ayudar al prójimo, hoy se ve en el dilema de matar por dinero, asesinato es la encomienda y la salida a la pobreza.

Piensa en su madre y el daño que ya le ha hecho, sale en busca de una respuesta, se sienta, recuerda a su padre cuando encendía un cigarrillo y dedicaba aquellas tardes para platicar como amigos, ¡Cómo lo extraño! Grita Juan Carlo mientras levanta su cabeza y mira al cielo, una lágrima corre por su mejilla y comienza a hablar al viento.

Tiene tres opciones, la primera es retirarse, la segunda convertirse en asesino a sueldo, la tercera es acabar con su propia vida y olvidarse de todo ésto.

Saca una moneda y dice: cara me retiro, cruz; estoy dentro, arroja la moneda al aire deseando que sea cruz.

La tercera opción ya estaba decidida


Fuente de las imágenes Pixabay

Una persona normal, buscando dejar una huella en tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *